Hay muchas teorías sobre qué causa el acné y hasta acneciertos puntos todas pueden tener razón. Lo importante es hacerse una idea de algunos de los factores que contribuyen en su aparición de modo que puedas trabajar en eliminar tu propio acné. Tú pudieras tener uno o más de estos factores detrás de tus propios brotes. Mediante la comprensión de lo que son, podrás trabajar para encontrar la solución adecuada para ti.

Las razones hormonales para el acné

La hormona androgénica es la más comúnmente vinculada a los brotes de acné. La disminución de los niveles de esta hormona, tanto en hombres como mujeres, a menudo pueden resultar en la reducción o eliminación del acné. Lo que hay que tener en cuenta, sin embargo es que las hormonas pueden desbalancearse en varios puntos de la vida y esto debe tenerse en cuenta si usted no es una víctima habitual. La pubertad es un momento en que nuestras hormonas van a toda marcha y es a menudo el resultado del acné adolescente. También puede observar desequilibrios hormonales y brotes de acné durante el embarazo, la menopausia y en cualquier momento en el cual puedas tomar algún medicamento o suplemento que pueda alterar el equilibrio de sus hormonas.

Factores genéticos detrás del acné

Como con la mayoría de las dolencias, el acné se remonta a la genética. Si los miembros de tu familia eran propensos a ataques de acné, tu puedes ser un candidato más probable para los brotes en ti mismo. La buena noticia es que esto te da un punto de partida para tu investigación hacia la búsqueda de tratamientos que funcionan para tu acné. Si conoces a alguien en tu familia que ha sufrido de acné, encuentra que productos y tratamientos ha utilizado para prevenir o eliminar su acné.

Las bacterias infecciosas conducen al acné

Aunque un cierto nivel de bacterias viven en la piel, una cantidad mayor puede conducir a brotes. ¿Cómo sucede?, básicamente las bacterias actúa como un imán para atraer a los glóbulos blancos. Las células blancas de la sangre a su vez producen una enzima que daña las paredes celulares. Los contenidos dentro del folículo responden entrando en la dermis. El resultado final es una inflamación que causa varios tipos de manchas. En este momento, sin embargo, no se cree que las bacterias que conducen las inflamaciones sean contagiosas.

¿Puede ser el estrés la causa de los brotes?

Hay dos razones principales del porque se cree que el estrés puede causar acné y erupciones. La primera cosa a considerar es que el estrés puede causar una falla del sistema inmunológico debilitado. Una vez que el sistema inmunológico esta debilitado, es más propenso a las infecciones y bacterias. El resultado final puede ser un aumento de brotes de acné. Por otra parte, el estrés puede aumentar el nivel de la hormona androgénica producida, dando lugar a brotes de acné.

Causas psicológicas del acné

La conexión psicológica más común entre este y el acné es el estrés. Se cree que el estrés emocional puede jugar un papel muy importante en la tendencia a sufrir brotes. El problema es que a menudo sufrir de acné puede conducir a una mayor cantidad de estrés emocional, que como resultado lleva de nuevo a un aumento en el número o la gravedad de los problemas de acné. El proceso se convierte en un círculo vicioso que puede ser difícil de interrumpir.

Otras causas posibles

  • Es muy común que los adolescentes experimentan el acné, aunque puede seguir produciendose hasta continuar en la adultez. Muy a menudo, sin embargo con los adolescentes, los brotes se producen como resultado directo de los cambios hormonales que ocurren dentro del cuerpo.
  • Cuestiones de alimentación también pueden causar manchas. Para algunos puede ser el alto nivel de productos químicos en los alimentos procesados, para otros puede ser cantidades elevadas de azúcar, sales, aceites o grasas en los alimentos.
  • Otras cosas que usted pone en su cuerpo también puede provocar acné. Algunas personas sufren brotes como resultado de un nuevo tipo de medicamento. Si bien esto puede ser sólo una reacción inicial, también puede durar durante la duración del régimen de medicación.
  • Puede no obtener suficientes vitaminas en tu cuerpo. Lo más común es que la falta de vitaminas conduce a un debilitamiento del sistema inmunológico, el cual, a su vez puede causar brotes de acné.
  • Si estás luchando con el acné, considere que uno o más de ellas pueden estar provocando los brotes de acné. Armado con este tipo de información puede ser capaz de superar tus luchas y encontrar la manera de mejorar tu piel.

Si estás en busca de una guía definitiva, que te recomiende los productos que estén disponibles y que sean efectivos para comenzar a realizar un tratamiento adecuado para el acné, te recomiendo enfáticamente esta guía: Milagro para el Acné